digitales

Con la llegada del siglo XXI han tomado mucha fuerza los manómetros digitales. Se trata de dispositivos de medición de presión mucho más precisos que sus equivalentes analógicos, y eso ha cambiado mucho las cosas.

¿Es mejor un manómetro digital o analógico?

Generalmente son mejores los manómetros digitales, ya que su medición es más precisa. Esto se debe a que podemos ver en la pantalla la lectura exacta. En cambio, con los analógicos debemos «interpretar» en qué valor exacto está la aguja, y esto ya de por si tiene el margen de error del grosos de la línea.

Por otro lado, un manómetro digital depende del suministro eléctrico (ya sea conectado a la corriente, con una batería o a pilas) y suelen ser bastante más caros que los analógicos. Esto hace que, dependiendo del uso que le vayas a dar, puedan ser o no la opción más indicada.

 

¿Por qué el manómetro digital no da una medida correcta?

Una pregunta frecuente que surge con los manómetros digitales se produce cuando en un momento dado empiezan a dar medidas que no se corresponden con la realidad ¿Qué les pasa?

Si descartamos problemas de calibración, lo más probable es que se trate de que le falta batería. Por eso te recomendamos que compruebes la carga antes de usarlo, y si la batería es baja lo conectes a la corriente para asegurarte de que la presión que mide es la correcta.

Mostrando 1–12 de 41 resultados